martes, 2 de septiembre de 2008

Querida Mía

Ilustrador : Mark Chiarello
Tomado de : The Sandman ; Gallery Of Dreams





Querida Mía :

Debido a tus recientes comportamientos para con mi persona que a mi juicio parecen ser los suficiente desagradables, tanto en la intimidad como ante la presencia de terceros, como para concluir , previamente reflexionando sobre la cuestión , que tu ser -no se como , cuando ni porqué – lo sabe. Oh Si!, lo sabes y francamente me sorprende exuberantemente que lo hayas sabido , ya que desconozco ciento por ciento si la razón de esto fue por revelación de otras personas , magia o simplemente porque tu psiquis logró dilucidar alguna respuesta a tus hastiantes preguntas , que por cierto , y en estoy soy sincero, reconozco haber respondido a través de burdas , manoseadas y poco creíbles mentiras .Y de ser aquel inconmensurable esfuerzo mental el artilugio de tus acertadas conclusiones , aprovecho la ocasión que se me presenta , para congratularte por el hecho , el cual , como has de suponer, me ha tenido impactado estos días , más aún teniendo en cuenta que siempre te consideré demasiado boba como para darte cuenta , es más, a lo largo de nuestra relación me pareció inconcebible que algún día - por muy avanzada que estuviese nuestro noviazgo – descubrieses mi secreto. Razón por la cual , decidí entre varias candidatas, quedarme contigo aunque tu predominante estulticia produjere efectos ,tales como que , probablemente – y hago esta suposición con la autoridad que me otorga el haber compartido contigo por meses – ya suman entre tres o cuatro el número de individuos femeninos , que seguramente, saben lo mío y eso mismo me ha tenido angustiadísimo últimamente. Preocupaciones que son sabiamente reprimidas por nuestros inolvidables recuerdos, cuando bajo el rótulo de “novios” nos besábamos, caminábamos, parlábamos, para luego volver a besarnos, como si tal acto fuese tan vital como el oxígeno o el agua que bebemos. Pues Claro ! Hermosas remembranzas que violentamente llegaron a su fin , ya que a pesar de todo el cariño innegable , lamentablemente lo sabes , lo sabes y tus amigas también , por lo tanto, transcurridos dos minutos tras la entrega de la misiva en tus manos, es mi deber proceder a ejecutarte conforme al código interplanetario del reino de Cleomedes (1) , tal como se me fue encomendado por mis superiores al aceptar esta misión en un planeta tan desconcertante como el vuestro.

Me gustaría decir que lo siento , tanto como me encantaría decir que te amo.

Se despide cumpliendo su deber como siervo a la púrpura corona


SÍLFIDES

( o aquél que conociste como Maximiliano )



¡ Gloria Cleorediano Imperium !
Tibi se cor meum totum súbiicit,
quia te contémplans totum déficit.





(1) El cual advierte que en caso de descubrimiento o sospecha de este , del origen de un Cleometiano encubierto, el supuesto descubridor debe ser ejecutado una vez transcurrido cierto tiempo acordado . ( C. Interplanetario del imperio Cleomediano, Art. XIX , apart. IV. Edición corregida )


________________________________________________________________

Pronto subiré algunos escritos que no he publicado anteriormente en otros medios virtuales, por ahora, sentí necesidad de subir este escrito que de una u otra forma vendría a definir un estilo más personal ¿ no creen? , por eso , podriamos decir que me gusta . Si hablamos de géneros literarios , podriamos entrar en debates , personalmente me gusta decir que pertenece al género de la ciencia ficción epistolar. Aunque creo que no existe tal épiteto , además el primer término solo se advierte una vez finalizado el relato.

1 comentario:

Angel dijo...

Recuerdo cuanto me gustaba ese escrito despues de llegar al final.


Si, resulta tonto, pero me asuste, asi como todos tus amigos en el fotolog se asustaron de que habiamos terminado, algun dia te contare que es lo que pensaba que me ibas a "decir"...

De todas maneras reflexiono, que si hubieras publicado esto en un Blog, y no en Fotolog (no es un reproche) no habria sentido tanto miedo xD pues Fotolog es un medio tan sensacionalista.


Te amo